Once hitos del 2020 en El Flasherito

por El Flasherito

dibujo por Lino Divas

11) Andrés Gorzycki viaja a Europa y refugiado en su dormitorio pandémico recuerda tertulias y misteriosos objetos artísticos. ¿Extraña un poco sus orígenes? ¿Hay alguna  metáfora que organice toda esa vida bohemia traducida en fervores, fiestas, talleres y un mercado gaseoso? La respuesta es: la heladera del arte argentino. Sí, a veces la distancia es posibilitadora. Y Andrés se mandó un ensayo extenso, con rinconcitos, inventando una jerga propia. Una mirada fresca para sacudir la estantería anquilosada de la academia.

10) La mirada encendida de Flor Cugat. Su entusiasmo para contextualizar el trabajo de la LululaTV, sus cartas en la cuarentena estricta, su escucha atenta de la escena pop, sus palabras sobre el Centro de Arte Universitario nacido para renovar la escena artística de La Plata. Flor empezó una nueva revista Humedal Barroco y nunca dejó de apoyar la escritura de lxs demás. En el año de la partida del Diego, Flor es una 10 que juega sin discriminar en potreros y estadios de hormigón.

9) Nuestras amigas de Leipzig, Olga Vostretsova e Ivonne Anders. Sus mensajes cálidos pese a la tremenda incertidumbre reinante. La pandemia sacudió el barco pero ellas no perdieron el entusiasmo en hacer un flasherito en el viejo mundo. El 2021 no pinta fácil pero seguiremos intentando abrir la sucursal teutona!

8) Ampliación del campo de batalla. Amadeo Gandolfo reseñó a una tribu que reversiona las clásicas tiras de Mafalda y cifró una crítica al arte contemporáneo, Catalina Aldama logró vincular dos libros de aparición reciente para dar a lugar una simpática y lúcida historia sobre la curaduría. En el especial sobre Educación en el Arte compartimos algunas entradas de nuestro archivo y del valioso libro editado por Luciana Marino. En ¿Por qué insistir con la fotografía? y Se largó BAPhoto logramos asomarnos a una disciplina que se expande con fuerza y seguimos atentxs sus tensiones y debates. Y estas son sólo algunas sintonías que amplían nuestra mirada para abordar qué es lo artístico hoy, ¿un cuerpo sin órganos?, un campo en constante redefinición.

7) Para salir de la malaria. Martín Legón hizo una pausa en el cuidado de su hijx y pasó en limpió el descuido de las instituciones ante una escena cultural que se venía abajo. El texto fue muy compartido y generó reacciones que ayudaron a atemperar la precariedad reinante.

6) La redacción a full. El lápiz afilado de Mariana Cerviño se vio en su atenta lectura de las fracturas sociales expuestas por la crisis de ArteBA y también en su genial entrevista a Osvaldo Baigorria, Lux Lindner nos despabiló con lúcidas diatribas, dibujos y risas socarronas, Marcela Sinclair despidió a De Loof trayéndonos de vuelta la magia de esas noches de pistas soñadas, Imanol Subiela Salvo aprovechó el insomnio para hacer una bitácora en un año que lo consagró como una de las voces más vibrantes. Nicolás Maidana sacudió el avispero con su artículo pandémico haciendo conexiones con la literatura de Ted Chiang y James Ballard. Todos los lunes leímos atentxs el newsletter de Mara Pedrazzoli quien nos instruye sobre panorama económico del país y nos refresca con su escritura siempre tan perceptiva y sensible. ¡Revelación! ¡revelación! Pepo Scioli yendo a cubrir la muestra de Cucurto, entrevistando, tomando apuntes y revolviendo el archivo de Ramona, sumergiéndose en el universo de Cartón Pintado. Juan Pedro Scioli: curiosidad inquieta + escritura que avanza a grandes pasos.

5) Sofía Reitter escribió un perfil del intrigante Timothy Morton que subimos a nuestra web. Al leerla, nos percatamos que vivimos atravesadxs por hiperobjetos. Es decir, que hay cosas cuya complejidad amerita nuevas formas de pensar. Página 12 leyó el artículo, le encantó y nos pidió permiso para volverlo a publicar. Corolario: ¡fuimos a buscar el diario al kiosco de la esquina! Además, atenta a las brisas de su jardín, Sofía logró vincular la sigilosa vida de sus plantas con el imaginario de Donna Haraway. Dominó el arte del copete y su mirada cuidadosa llegó a la redacción para devolvernos calma. Llegando a fin de año hizo que muches descubrieramos a Natalie Wynn, una filósofa youtuber que se las trae!

4) Lenny Liffschitz acompañó el año con buena música y unos mini trailers de culto desde el instagram del Flashe, invitó a Márgara Averbach a escribir para nosotrxs (chapeaux!), entrevistó a Fer Laguna y le abrió las puertas del diario a muchas curiosidades afines. Posó su rayo de luz sobre la música de Rebe y como si todo esto fuera nimio, Lenny orquestó una tertulia en homenaje a Derek Jarman que debería acompañar la entrada de hedonismo en Wikipedia.

3) Pese al aislamiento, con la tecnología a nuestro alcance logramos un testimonio de porqué hacemos lo que hacemos. Natalia Labaké se quedó despierta toda la noche buscándole cause al caos de nuestra redacción y sacó de la galera un simpático video al cual llamamos el mini documental Flasherito. Una colección de dibujos, retratos y algunos mojones en la historia de nuestra querida publicación.

2) Muchas personas sin fe creyeron que se trataba de otro fraudulento telar de la abundancia pero… ¡sacamos en papel el número 18 y llegó a las casas! Hicimos la tirada más grande hasta la fecha: 1800 ejemplares que, gracias al apoyo de Andreani, sortearon barricadas y nos saludaron desde los paisajes más distantes del territorio nacional. El apoyo de Ale Londero, de nuestros auspiciantes y de nuestrxs lectores y lectoras hizo que todas las labores del número en papel puedan ser recompensadas en vil metal. ¡Autogestión y quesitos camembert!


1) Una escena imparable de revistas culturales. La pandemia frizó buena parte de la actividad cultural del año. Redujo la posibilidad de encuentro, achicó al extremo el mano a mano. Sin embargo, las revistas seguimos trabajando. Llegó una nueva edición de Segunda Época, Jennifer nunca dejó de abonar al debate, Otra Parte cuestionó la dolarización del mainstream artístico, MUSEO cubrió las aventuras en torno a Parque Paradigma, revista Boba agitó una serie de videos desde el Museo del Bicentenario… Sentir, escribir, pensar y hacerlo circular. El Covid puso en jaque al mundo pero las revistas encontramos un huequito por donde colar la prosa. ¿La vacuna funciona? Flasheritxs: muchas gracias por estar ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

mega888