¿Who is El Pelele?

Por Tom Werth y Pepo Scioli

Dibujo por El Pelele

No podríamos decir exactamente de dónde lo conocemos. Quizás alguna vez, algunx amigx nos lo nombró, nos preguntó ¿lo conocen, escucharon su música? y nos mostró imágenes que nos fascinaron. Es difícil decir quién es El Pelele: un personaje, una entidad, una máscara, una experiencia, un mundo. Recientemente lanzó su último álbum AMENAZA, lleno de historias que nos dan ganas de explorar en esta entrevista. 

¿Qué es El Pelele?¿Cómo nace El Pelele?

Es difícil de abordar. Digamos que en este momento ustedes están hablando con Lucas y El Pelele es otra identidad que yo transito cuando me pongo la máscara y entro en esa experiencia. El Pelele nace como un personaje que yo diseñé entre tantos otros, hace un par de años. Los primeros dibujos son del 2010. Lo dibujaba un montón, era algo recurrente entre todo un grupo de personajes, porque siempre me gustó mucho el mundo del cine, y siempre estaba generando pequeños mundillos con seres, lugares, objetos. En un momento me cae la ficha de que El Pelele era yo, una forma de mí. Ahí decidí traerlo a la carne a través de la performance. La primera vez que lo hice fue en 2014.

El nombre surge de un juego de carnaval en donde se agarra un muñeco, un pelele, y se lo tira al aire con una manta. A ese juego yo lo conozco a través de la pintura de Goya que se llama justamente El Pelele donde él retrata ese ritual. Es de la serie de encargos que hace para la corte. Entre esas pinturas que son re luminosas, re campestres, siempre me pareció la más oscura y cautivante.

¿Cómo empieza a gestarse este disco?

Es un proyecto que vengo hilando hace un montón, lo estaba pensando cuando todavía no había terminado el disco anterior (2015/2016). Los personajes y cierta materia siempre estuvieron desde que fui trabajando la diégesis. Digamos, todo forma parte de mi narrativa. Pero lo que dió el puntapié, fue un sueño que tuve en donde la imagen de algunas personas se mimetizaba. Un día iba caminando por la calle pensando en este sueño en voz alta y de pronto tuvo musicalidad y lo escribí y fue AMENAZA, fue esa canción. Con este álbum estoy contando una historia, de ese universo pelelístico, de mí mismo.

¿Y cuál es la historia que estás contando?

Siento que como toda historia, es una red. Yo te podría hablar linealmente de ciertas cosas o resumir, pero justamente la forma que elijo para presentar eso es la forma que me parece más adecuada. 

¿Cómo se da esa elección por el tipo de traducción?

Te diría que es intuición pero siempre hay mucho de prueba y error. Hay cosas que me interesan, hablando en general, y me voy acercando a esas cosas de distintas formas, y a veces siento que la mejor forma es tal o cual. Lo siento.

En cuanto a las cosas técnicas, mis viejos me transmitieron un montón de inquietudes y skills de todo tipo. Desde chico estuve experimentando diferentes lenguajes y materiales. En mi casa siempre había algo nuevo que probar y eso me entusiasmaba un montón. 

¿Qué pensás de la intuición? 

La palabra intuición es una palabra complicada porque está muy manoseada y también muy desprestigiada en un mundo eminentemente racional. Justamente para mi es un proceso muy interno que es casi instantáneo. Yo asocio mucho la intuición con las imágenes mentales, cuando siento que algo va por un lado es que tengo la imagen de eso. A veces esas imágenes se difuminan entre otros pensamientos, prejuicios, miles de cosas, pero siempre hay una especie de chispa. Creo que es medio eso. O se te escapó o fuiste por ahí.

De chico ¿Qué lugar ocupaba la música en tu día a día?

Bueno para mi la música es fundamental, necesito escuchar música todos los días, necesito bailar frecuentemente. No existe para mi una vida sin música. Toda la vida tiene música hoy, jaja. Si tengo que decir algo que me marcó… A mi vieja le encantaba Madonna y para mi eso fue como una puerta enorme a todo, a la vida misma. Siento que Madonna fue una especie de segunda madre para mi. Todo lo que mi vieja no se animaba a vivir y a hacer me lo transmitió a través de Madonna. Como que indirectamente me dijo “sí, podés ser una puta perra” y bueno es lo que soy. En mi casa había cassettes, obviamente siempre truchos, y sonaba el de Ray of Light. Había una especie de respeto de mi madre hacía Madonna que siempre me llamó mucho la atención, con todas las contradicciones que eso implicaba. Mi vieja, con su moral y todas sus cosas, la flashaba con Madonna y eso me hacía flashear a mi también.

Anoche soñé con Madonna. Estaba depre, en una panadería de Córdoba, abajo de un depto en el que yo viví un tiempo,  comiéndose un pedazo de torta gigante. Y yo le decía “Madonna dale, contame ¿qué pasa?”.

Portada del disco del Pelele

¿Qué materialidades tienen las voces que habitan el disco?

Todo el disco es bastante esquizofrénico, y en sí lo que propone el personaje es bastante así porque hay una serie de capas, de entramados en donde lo individual se disocia y se mimetiza con otras cosas. Esa voz no es simplemente una, es un entramado de voces. El Pelele es una entidad que traspasa dimensiones entonces a veces está siendo un niño, a veces está siendo una diosa, a veces está siendo un monstruo. Todas esas voces que aparecen son como diferentes posibilidades de la existencia. Pienso mucho en las voces como invocaciones, como la idea misma de la máscara. Algo fundamental para mi es que no existe algo real sino que todo es una máscara de otra máscara de otra máscara, por eso trabajo de esta forma. No creo en la realidad pero sí creo realidad

Cuando escuchábamos Abandonada, sentíamos algo de esto que vos decís…

Abandonada es la canción que más conflicto me generó porque me toca en lugares muy hondos y siento que ahí, en esa canción, estoy en carne viva. Me costó mucho en el proceso aceptar que estaba haciendo eso, que estaba poniéndome en ese lugar de vulnerabilidad. En un momento pensé en sacarla como un single, porque sentía que era demasiado para el álbum. Para mí es muy emocional, quizás desde afuera eso se nota o no. Pero después de terminar el disco, escuché esta canción y me largué a llorar. Estoy muy feliz y muy conforme. Para mi el álbum es un sueño cumplido. 

Hoy escuchábamos el álbum y lo sentíamos conforme. Uno a veces se encuentra con procesos que están más abiertos y otros que ya están más cristalizados, no cerrados, porque se relacionan con un montón de cosas, pero sí que presentan una individualidad que le está dando inicio a algo nuevo. ¿Qué es lo que se viene?

Si, desde el inicio pensé al disco como una joya, un colgante divino. Para mi es una experiencia construida arquitectónicamente. Una canción, es una cristalización de una experiencia que yo programo para que se repita una y otra vez, es una invitación a una situación. Uno puede conectar o no con esa situación, que es algo que pasa todo el tiempo, uno puede andar como un fantasma por la vida o puede andar besando, lamiendo tierra. Me interesa afectar el espacio en un tiempo determinado. Hay tres videoclips que se avecinan, de AMENAZA,  MUÑECO y NO ME MIENTAS.

Para escuchar AMENAZA, podés hacer click aquí

mega888