¿Y si tiramos por la borda el límite de lo políticamente correcto?

Un grupo de artistas se juntan a comer asado. Entre bebidas y tentempiés, la conversación transcurre. En un instante suena la campana y quién llega: una persona de misteriosa procedencia vestida con un sobretodo gris y un sombrero negro. Fuma en pipa y se hace llamar: La corrección política. Al verlo llegar los artistas se van corriendo. A continuación Luisa Arditi nos cuenta cómo vivió este momento tan apasionante. Leer más
mega888