Dibujar hasta desmayarse o despegarse del piso

La consigna que Julieth Calderón planteó para su performance es sencilla: dibujar durante 24 horas en las paredes de Desmayo Galería, con un material efímero, la yista andina. Dibujar hasta el desmayo. Pauline Fondevila incluye la acción en una genealogía de las perfomances radicales, esas que llevan al cuerpo hasta las últimas fronteras imaginables. Leer más

Gracias por fumar

¿Cómo convertir el tiempo vacío en tiempo libre? Mientras las ruedas del coche-cama lamen el asfalto de las rutas santafesinas y los campos de soja se suceden en la ventanilla, Pauline Fondevila recuerda las obras de Aimé Fehleisen y Natalia Tealdi que visitó en la galería Desmayo y reflexiona sobre estéticas posibles para las pequeñas ciudades. Leer más
mega888